Historia Miel Patiño

Historia Apícola Patiño

Apícola Patiño, S.L. es una empresa dedicada a la apicultura desde principios de los años 60 del siglo XX. Gracias a la inquietud, curiosidad y amor que nuestro abuelo, Francisco Marín Patiño, depositaba en la madre naturaleza, y lo que ésta, a través de las abejas nos enseñaba día tras día, consiguió, con unas colmenas antiguas instaladas por hobby, extraer la miel suficiente para el consumo de su familia y de los vecinos colindantes a la finca particular. La miel era un producto básico en las despensas de las casas de la época, con propiedades no solamente agradables al paladar sino también medicinales y curativas, que ayudaban a que las personas encontraran la vitalidad necesaria para las fuertes jornadas de trabajo propias de esos tiempos.

Así, nuestro padre, José Marín, y nuestra madre, Carmen Ojosnegros, consiguieron, con mucho esfuerzo y dedicación, formalizar lo que hoy conocemos como Apícola Patiño, sustituyendo las viejas colmenas del abuelo, por unas nuevas. Ampliando la producción con un mayor número de asentamientos apícolas en los distintos terrenos de la zona de la Janda, que ayudaron a aumentar la extracción de miel y sus derivados. Esto no fue fácil, a pesar de que los estudios sobre apicultura son antiguos, los avances de las nuevas tecnologías supusieron un reto a explorar en esta zona agrícola y ganadera de la costa gaditana. La instalación de colmenas estandarizadas de uso moderno consiguió que Apícola Patiño se convirtiera en una pequeña industria de apicultura, hoy consagrada, en manos de Jose Antonio y Francisco Javier Marín Ojosnegros, hijos de José y Carmen, que están consiguiendo que Apícola Patiño esté creciendo y adaptándose a los nuevos tiempos y a las demandas no sólo del mercado nacional, sino también internacional, con productos naturales, con certificados de calidad y sello ecológico, de nacionalidad española y seña de identidad andaluza.